10 de marzo de 2009

Mi padre el todólogo

(Permiso, otra vez voy a ser cursi)



Arquitecto, diseñador, comunicador, periodista, sociólogo, contador público nacional y médico si las circunstancias se lo permiten.
Ególatra ante todo. Una voz gigantesca, con la potencia del líder y fuerte cual dictador. 60 inconfesables años.
Dibuja, inventa, delira. Se come las horas planeando. Gritando que no lo dejan.
Alto, con un garbo tan inglés y picardías chabacanas.
Necio que se envuelve en interminables discusiones, donde gana el que grita más fuerte.
Diseña casas, planea soluciones mundiales, suma calcula resta, siempre con déficit como resultado. Grita que le roban. El mundo se complota para que él carezca.
Adolece más de medio siglo. Se emborracha los viernes y sábados. De lunes a jueves sólo trasnocha.
Superficial. Tiene la certeza de que todas las mujeres aman su cuenta bancaria, de la que ni siquiera recuerda el número.
Cuenta dinero, lo organiza. Vuelve a contar, mientras grita que es indispensable.
Caritativo ante todo. Pega su pasaje al paraíso en cuotas dando limosna, porque si bien “Dios es un hijo de puta”, espera en el futuro sentarse a su diestra.
Es mi antihéroe favorito. Mis párpados acusan seis arrugas (tres por ojo). Su piel, en cambio, luce tersa, fresca, recién llegada de unas eternas vacaciones.
Es el modelo perfecto de hombre que no quiero para mi vida.
Sin embargo, diseño por él, dibujo por él, escribo por él. Admiro su garbo y si desfachatez para olvidar compromisos, cumpleaños y nombres (inclusive el de sus hijos).
Y conjuga tan bien el verbo “estar”.
Lo amo cuando lo recuerdo. Lo odio cuando lo escucho.
Boly a secas, jamás papá. Eso le queda chico.
Porque este sujeto es motor, es pasión (de la más primitiva). Es el que nutre (entre delirios, cuentos y dibujos) a la familia.
Boly. Y el recuerdo queda henchido al hacerlo presente. Mi Boly el todólogo.

2 comentarios:

Juanjo Domínguez dijo...

"Es el modelo perfecto de hombre que no quiero para mi vida". Jajajajajaja. Qué maestro Boly. Me encantó, Fer. Ya te extrañaba.

Mi persona dijo...

Acá estoy Juanjo. He vuelto!. Si, si, si, mi padre es un show. Mis amigos dicen que quieren salir de joda con él. Es un amante de los mininos jajaja.
Gracias por pasar.