14 de mayo de 2009

La vida de C


Corro muy rápido, en ocasiones manejo un auto y es veloz.
C la pasa de maravillas, su vida es pura aventura, de noche. Cuenta que nada la detiene, que su andar es el de un relámpago, en silencio, pero con muchas luces que provoca la mirada ajena. Le brillan los ojos de sólo recordarlo. Sin embargo, es una vida que excede lo conciente, a veces difícil de leer. Su andar habla de deseos, de instintos de los más básicos y de recuerdos, de esos que duelen y de los otros. Se mueve entre sombras, recorre túneles que le develan grandes secretos y se divierte. Vive. Parece fascinada ante ese andar colmado de aventuras que la persigue. Sin embargo, C labura 10 horas frente a una PC, que ni siquiera funciona óptimamente. Cada día tiene los ojos más tristes, el andar más pesado, la voz más cansada. Por la mañana sonríe, se abstrae hacia esas aventuras y su mirada brilla. C tiene unos ojos hermosos. Pero se apaga durante el día frente a esa máquina que le roba las ideas. Mientras transcurre lo diurno espera entre su experiencia cotidiana monótona que llegue la parte final, para dormir y aunque sea así, entre sueños, poder vivir.

7 comentarios:

Ivi * dijo...

Que los ojos de C no se apaguen cuando enciende el monitor...

Creo [o mejor, tengo la esperanza de] asemejarme a C en las cosas buenas. Y también en eso de estar apagada últimamente. Espero se me pase pronto, y a C también.

Saludos!!

Mi persona dijo...

Gracias por "venir". Yo también quiero que C no viva sólo en sueños y me da "cosita" ver personas apagadas. Lo bueno es que pasa. Beso (ya se irá).

el Rafa dijo...

Los recuerdos de aventuras son peligros, tienden a proponer nuevos amanecer trasnochados que no siempre coinciden con una vida de 10 horas frente a un monitor…
Creo que C debería olvidar las viejas batallas ganadas y perdidas o volver al carnaval, una vida ordenada extrañando la conga perpetua es dura y dificultosa…

Word dijo...

Me sorprendiste con esta! Es muy real lo de C, generalmente a todos nos sucede y ese es el problema. Una vez un tipo muy groso de mi área de trabajo me dijo que hay que saber compensar y en lo posible dedicar la mayor parte del tiempo a vivir y no a laburar, tambien me dijo que él cometio muchos errores de los que se arrepentia por haber optado por laburar y no por vivir.

Asi que VIVAN!!

Besos!

Mi persona dijo...

Rafa: C definitivamente C debería retomar las caravanas y ni siquiera es ordenada, está entre los seres más distraídos y desordenados que conozco, sin embargo, la monotonía la está consumiendo.

Word: Lo de C es real, nos pasa a muchos. Lo que te dijo ese Señor es muy cierto, pero aveces se nos desordenan las prioridades y lo rutina para ser un lugar cómodo, hasta que los ojos se ponen tristes.

Besos muchachos.

Ignacio Reiva dijo...

Sólo hay que encontrarle un sentido, un "para qué" a esas 10 horas de bits. Tal vez un sueño, tal vez un beso. quién sabe.

Mi persona dijo...

Ignacio: Gracias por venir. Las motivaciones, aunque sean pequeñas, son fundamentales. El problema sobreviene cuando el motor falla, y no sabemos hacia dónde vamos.
Beso.