3 de abril de 2010

Recuento

Saldo del último estrago de un amontonamiento de sentires:

* Una balanza que acusa seis kilos adquiridos a fuerza de grasas.
* 14 días sin registrarse la presencia de un peine en esta melena extraña.
* 6 días sin pasar por la ducha.
* Infinidad de cigarrillos consumidos.
* Dedo índice de la mano izquierda absolutamente amarillo.
* 4 días con el mismo par de medias.
* Bolsas y ojeras hasta la rodilla.
* Incontables horas frente a la caja boba.
* Vómitos y agudización del vértigo.
* Insomnio insoportable.
* 14 días sin trabajar.
* Malhumor instalado.
* Un par de abrazos secos.
* Silencio absoluto.
* De rodillas, sin encontrar excusas para levantarse.
* Se ha decretado el fracaso de la esperanza.
* El alma deshilachada.

… y todo puede ser peor.

4 comentarios:

Mel Blanc "El Tata" (y su amigo el señor Picho) dijo...

Muy descriptiva la sensación, con unas pocas frases elocuentes. Me hizo acordar a ciertos tramos de la película The Wall. Besos.

Mi persona dijo...

Mmmm... me pareció más triste visto desde tu óptica.

Anónimo dijo...

6 kilos pueden ser producto de los días sin bañarte. Haciendo un raconto de tu blog, el mal humor no parece ser actual. Ahora bien, la balanza no te acusa, te condena a muerte. Si puedo recomendarte algo es que sigas con los vómitos.

Mi persona dijo...

Jajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja... cuánto me hiciste reir!, qué lindo. Me acusas de gorda y malhumorada constante. Me encantó. Quién serás.