23 de junio de 2010

De odios y reconciliaciones

Odio mi cumpleaños, odio ponerme vieja, odio las reuniones donde soy el centro de atención, odio que la gente quiera reunirse, odio los malos regalos, odio los toqueteos y los besos excesivos, en ocasiones odio las nostalgias y ante todo odio ser tan odiosa.
Sin embargo, adoro mis escasos pelos plateados, adoro las patitas de gallo que se generan alrededor de mis ojos cuando sonrío y adoro dejarme querer (pese a que me produce vergüenza).
Cada 24 de junio es un calvario, en los principios del mes renuevo quejas y reniego de saber que se agrega una vela en la torta que compraremos apurados. Pero este año dije basta, en estos veintipico habrá fiesta, velas, torta, hasta tendré invitados, quizás compre globos y demás parafernalia kitsch. Hace 6 años que no festejo mis cumpleaños y me amargo sistemáticamente cada 24 de junio.
Y sí, el año se perfila como una cagada, vengo de golpe en golpe y tropiezos sin descanso, peleando con las pésimas decisiones, batallando con amores bastardos, en una lucha constante con los recuerdos… hoy pedí alto gancho, este 24 de junio prometo no quejarme, no recordarme que me estoy poniendo vieja y aburrida, prometo dejar encendido el celular, no exiliarme ni dormir pidiendo a Morfeo que no me traiga tu recuerdo. Es tiempo de reconciliarme conmigo, porque está todo mal, pero soy una esperanzada que va a curar sus heridas. Este año X que es algo perra y maliciosa, mi persona con sus tristezas y Fernanda que carga con ambas piensan reconciliarse con su pequeño universo. Tengo absolutamente todo lo quiero, que es mucho más de lo que necesito. Y lo vamos a celebrar. ¡Feliz cumpleaños para mí! Jajajajaja.




(Prometo no irme a dormir antes de soplar la vela para pedir mis tres deseos. Este año quiero quejarme menos y sonreír más, nada más y nada menos).







(Bastante pedorro el post, veremos si en otra oportunidad busco revancha, ja)



4 comentarios:

Mel Blanc dijo...

Interesante idea la de tratar de reconciliarte con vos misma y con tu entorno. Yo también detesto mi cumple, porque pienso que un estadio repleto de gente debería saludarme ese día, y sin embargo apenas me mandan dos mjes de texto. Entonces, si no puedo todo, no quiero nada, jaja. Besos y que pases una buena noche hoy!

Mi persona dijo...

Muchas gracias. Comparto, es un intentar interesante.
Este año podría saludarte, no soy un estadio lleno, pero podemos ir sumando adeptos jajajaja.

Gracias.

Beso.

Mel Blanc dijo...

3 de agosto, jeje

Mi persona dijo...

Agendado! jajajajaja