25 de junio de 2010

Diálogo absurdo femenino

A falta de un progenitor distraído, la naturaleza me dotó de madre y padre que viven en realidades paralelas. Diálogo telefónico con mamá:

Mi Persona: Hola mamá.

Mi madre: ¿Quién habla?

M.P: ¿? ¿? ¿?, hasta donde fui informada sólo dos mujeres te llaman mamá y casualmente somos tus dos únicas hijas, la mayor tiene la voz finita y la menor voz gruesa, ahora notarás que soy la segunda.

M.M: Ah, no me había dado cuenta.

M.P: Decime que soy adoptada, por favor.

5 comentarios:

Martina Delacroix dijo...

Fer, me hace acordar a la relación de una amiga con su madre. Preferible reír. Te mando besos.

Mel Blanc dijo...

Jajaja, me encantan estas historias simples. No te conozco, pero me imagino tu cara en el instante en que tu vieja no razona como vos esperarías. Peor es mi vieja, que me exige que llegue temprano a casa para la cena. Besos!

Mi persona dijo...

¡Hola Martina!, es que los vínculos con los padres además de complicados pueden ser muy graciosos, yo definitivamente opto por reírme.

Muchos besos desde aquí!.

Mel: Mi cara siempre está desencajada ante las observaciones de los padres que me tocaron en suerte. Yo pretendía que su instinto natural le avise que era yo!, nada más (nada menos) jajajaja.

En cuanto a tu madre... nuestros progenitores vinieron al mundo a jodernos, es mi férrea teoría. Además agradecé que te esperan con la cena, yo me la tengo que conseguir sola!.

Besos!

Moncha J Smith dijo...

Yo no se si es peor que tu vieja no te reconozca o que alguien "x" llame y te confunda con tu vieja. Lo dejo a tu criterio, así como para levantarte el ánimo.

Mi persona dijo...

Moncha: Muchas mujeres de una misma familia tienen el mismo timbre de voz... creo que deberíamos saber cómo está tu madre a su edad para ver que tan vergonzante puede ser jajajajajaja.

Gracias por venir.

Besito-